Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘- 2º de Bachillerato’ Category

El otro día en clase, mientras comentábamos a Bécquer, una alumna me preguntó sobre la literatura actual con cierto tono despectivo: ¿se escribe algo de calidad ahora mismo?, ¿qué autor actual pasará a la posteridad, Federico Moccia?, decía con sorna… Obviamente no. Se cuestionaba además sobre si en la actualidad había poetas… La verdad es que la duda es comprensible, porque durante los años que pasáis en el instituto casi nunca leemos poemas de autores que estén vivos. Sin embargo, por supuesto que hay quien sigue escribiendo poesía, y transmitiendo emociones con sus versos, aunque los consumidores de este género seamos, probablemente, cada vez menos. Pero sigue habiendo poesía, claro que sí. Y habrá poesía siempre, ya lo decía Bécquer.

Hoy os voy a dejar como ejemplo unos poemas de amor de José Manuel Caballero Bonald. Lo he elegido a él porque le acaban de conceder el Premio Cervantes de Literatura.

Nombre entregado (fragmento)

Tú te llamabas Carmen
y era hermoso decir una a una tus letras,
desnudarlas, mirarte en cada una
como si fuesen ramas distintas de alegría,
distintos besos en mi boca reunidos.
Era hermoso saberte con un nombre
que ya me duele ahora entre los labios,
me sangra entre los labios como un recuerdo exangüe,
como algo que yo querría nombrar constantemente
y me estuviese anonadando con sus límites,
con su doliente negación de ser,
porque es amargo pronunciar lo que en olvido acaba.

Yo pienso que ya no puedes tú tener un nombre,
encerrar en un nombre tu ternura,
tus verdes ojos dulces,
la dorada humedad de tu cabello,
que ya no puedes responderme si te llamo,
si te sigo llamando y nada me devuelve
la impaciente constancia de que estás.

Pinchad en estos enlaces si quieres leer otros poemas de Caballero Bonald:

Miedo

Espera

Desencuentro

Llamada perdida

¿Os han gustado? ¿Preferís a Bécquer? ¿Han cambiado mucho los temas de la poesía en los últimos siglos?

Como veis, el amor y el desamor siguen siendo un clásico. Incluso en la descripción de la mujer se recurre a tópicos que ya hemos comentado: ojos claros y cabello rubio.

Pero, ¿qué hay de los otros temas que aborda Bécquer en sus Rimas?

Ayer leí una entrevista que le realizaron hace tiempo a este autor y casi todas sus frases me evocaban otras que hemos leído en clase estas semanas. Por ejemplo, “Bien metido ya en “los arrabales de la senectud”, como suele decir con humor, Caballero Bonald tiene muy presente en sus últimos libros “el tiempo que huye”, “la fugacidad de la vida”. “El pasado está muy vivo en estos libros porque, a mí, lo que más me sobra es pasado; futuro es lo que me va faltando”… ¿No os recuerda a nada?

También sus palabras sobre lo que para él es la poesía deberían recordaros, por ejemplo, a la Rima I:  “Escribir es para mí una permanente indagación en el lenguaje. Las palabras de un poema deben significar más de lo que significan en los diccionarios”.  ¿No está hablando de esas “palabras que fuesen a un tiempo / suspiros y risas, colores y notas”, que tienen que ir más allá del “mezquino idioma” del hombre?

En la rima IV nos decía Bécquer que habrá poesía mientras la ciencia no consiga resolver todos los misterios de la vida. Caballero Bonald comenzaba su entrevista afirmando: “Yo no sabría escribir ni vivir, si estuviera seguro de todo”. La duda, la inseguridad, los misterios… como fuente de inspiración e incluso como fuente de vida.

EL AMOR Y EL DESAMOR, LA FUGACIDAD DE LA VIDA Y EL MIEDO A LA MUERTE, EL SENTIDO DE LA EXISTENCIA, LA POESÍA… nihil novo sub sole:-)

Read Full Post »

Aquí os dejo un modelo de resumen y el comentario de la Rima XXIV, que es la que vosotros habéis comentado en casa. Es importante que reviséis los errores que os he señalado y no estaría de más que os fijarais en el modelo, especialmente en las partes que más difíciles os hayan resultado (en general, tenéis dificultades para justificar adecuadamente la estructura interna y también para integrar el análisis estilístico del poema dentro de la estructura del comentario). 

Comentario de la Rima XXIV

Revisando el comentario, que hice hace tiempo, he observado que faltaría especificar el nombre de la estrofa empleada en esta rima, que es la copla (por eso se advierte precisamente la influencia de la poesía popular andaluza).

Por otra parte, cuando preparé este modelo, el examen de la PAU tenía otra estructura y la cuestión de la valoración personal no valía tanto como ahora, ni se exigía que ocupara unas 20-25 líneas. En cualquier caso, puede serviros de ayuda.

De todas formas, de la parte de la valoración personal nos ocuparemos con más detalle esta semana.

Read Full Post »

Hoy vamos a ver un documental titulado “Bécquer, desconocido”, que nos acerca, desde un punto de vista realista, a la figura del poeta sevillano y desmonta algunos de los tópicos habituales sobre él. A través de entrevistas con algunos expertos, el programa describe a una personalidad alejada del mito romántico que se le ha adjudicado, y afronta algunos aspectos controvertidos de su vida, que transcurrió en una época social y políticamente convulsa. Pero al mismo tiempo le sitúa en el contexto literario necesario para destacar su relevancia como uno de los autores más renovadores de su tiempo.

El documental está dirigido por Manuel H. Martín y producido por La Claqueta, y ganó el Premio ASECAN Documental 2011 de la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía. Se puede ver íntegro en el siguiente enlace a la Biblioteca Virtual de Andalucía:


BÉCQUER, DESCONOCIDO

Read Full Post »

Os remito aquí a entradas antiguas del blog con información sobre las Rimas de Bécquer (mi consejo que es las leais todas y que toméis nota de los aspectos que puedan resultaros más útiles para el examen):

 EL ROMANTICISMO Y BÉCQUER

LA VIDA DE BÉCQUER

IDEAS SOBRE LA POESÍA Y EL AMOR DE BÉCQUER

SELECCIÓN DE RIMAS PARA LA PAU

PRESENTACIÓN REALIZADA POR JULITA SOBRE LAS RIMAS SELECCIONADAS

PREGUNTAS DE RELACIÓN

La estructura del examen del 10 de diciembre será la siguiente:

  1. Resumen de la rima. (1 p.)
  2. Comentario crítico de la rima: localización, tema, estructura, actitud e intencionalidad del autor, tipo de texto y valoración personal. (4 p.)
  3. Pregunta teórica sobre la Literatura española del siglo XIX. (2 p.)
  4. Pregunta de relación entre la teoría sobre la obra y la rima del examen. Una a elegir entre estas tres: a) Temas de la obra y relación con los que se plantean en este texto; b) Estructura de la obra y valor del texto dentro de ella; c) Estilo de la obra y aplicación de sus elementos al texto. (3 p.)

No descarto plantearos también una cuestión de definir el significado de alguna palabra o expresión del texto (de hacerlo, valdría 1 p.).

Os doy la posibilidad de entregarme antes del día 30 de noviembre el comentario de la rima XXIV. El objetivo es que practiquéis el comentario de cara al examen y que reviséis los posibles errores, así que si alguno va a copiar el comentario o a hacerlo sin interés, es preferible que no me entregue nada.

Read Full Post »

La función principal del lenguaje en este texto es la expresiva, pues el autor, aunque hace referencia de una manera aparentemente objetiva a la historia de la arroba, en todo momento manifiesta sus opiniones con respecto a este símbolo. Muestra de ello son los numerosos adjetivos valorativos que encontramos a cada paso en el texto: “viaje alucinante”, “hermoso grafismo”, “nueva y rara vocal”, “machista o excluyente”, “fatigoso”, “grafismo polivalente”, etc. Además, queda claro que tiene una opinión favorable acerca del uso de la arroba al considerar que “ha enriquecido” y “ha ensanchado por sorpresa” nuestro alfabeto (lo expresa con dos verbos con connotaciones claramente positivas), pues a su juicio nuestro idioma tenía una “insuficiencia”. Por otra parte, en el segundo párrafo, el autor utiliza además la primera persona del singular, a través de la cual se hace presente en el texto, para apoyar su argumentación en una anécdota personal: “Recibo continuamente…”. Son indicios también de la presencia de la función expresiva los tiempos verbales utilizados, pues encontramos formas del subjuntivo (“eligiera”, “acabara convirtiéndose”) y también perífrasis modales con las que el autor matiza sus afirmaciones: “casi podemos afirmar…”.

También está presente en el texto la función apelativa del lenguaje, que se manifiesta en el uso continuado de la primera persona del plural con carácter inclusivo, con la cual el autor hace partícipes a los lectores de sus opiniones e incluso de sus deseos: “Esperamos ansiosos que la Academia se pronuncie […] pues no vemos el modo…”. Pero es que además el autor no duda en dirigirse directamente a ellos utilizando la segunda persona en el tratamiento de cortesía: “Coloque usted… y matará dos pájaros de un tiro”. Y, de una manera más informal, en el primer párrafo ya se había referido a ellos con una fórmula coloquial, también en segunda persona: “Mira por donde…”.

Importancia tiene también en este artículo la función metalingüística, pues el tema del texto es en realidad el uso de una nueva letra, por lo que atañe al propio lenguaje. Por ello, encontramos en el texto palabras del campo semántico de la lengua: “símbolo”, “jerga”, “grafismo”, “vocal”, “alfabeto”, “lenguaje” (“hablado” y “escrito”), “escritura”, “el masculino y el femenino”, “la Academia”, etc. También encontramos en varias ocasiones las comillas, que son frecuentes en los textos en los que aparecen palabras mencionadas, en lugar de usadas, y en que se hace referencia a letras (es al mismo tiempo una “a” y una “o”).

Por último, podríamos señalar que hay también cierta presencia de la función estética del lenguaje, pues Juan José Millás, que además de periodista es un escritor literario, se sirve de algunos recursos retóricos para dotar de mayor expresividad y creatividad a su artículo. Ejemplo de ello es el ilustrativo símil que utiliza en el primer párrafo, cuando dice que la arroba está a medio camino entre la escritura y el dibujo “como la estrella de mar (que parece un logotipo) vive en la línea que divide el mundo vegetal del animal”. O cuando se refiere a la historia de dicho símbolo como “un viaje alucinante a través de los siglos”. Las otras expresiones peculiares que utiliza en el texto, metafóricas o hiperbólicas, son más bien propias del lenguaje coloquial, y le sirven al autor para resultar más cercano a sus lectores y ganarse más fácilmente su adhesión: “Cualquier diseñador daría el brazo izquierdo…”, “matará dos pájaros de un tiro”.

Podemos encontrar también algún indicio de la función representativa del lenguaje, aunque, como comentamos al principio, es difícil encontrar algún enunciado completo en que el autor no deje entrever su opinión a través de alguna palabra de carácter connotativo. Sin embargo, podemos entresacar del texto algunas informaciones objetivas: “La arroba es una unidad de medida, cuyo símbolo (@) se ha instalado en la jerga informática…”, “originalmente representaba un ánfora…”, “parece que procede del siglo XVI…”.

Read Full Post »

RESUMEN

El libro digital es un interesante y divertido complemento al libro tradicional, pero nunca podrá sustituirlo. Para leer de verdad hace falta una concentración que solo podemos conseguir a través de los libros de papel.

COMENTARIO CRÍTICO

Nos encontramos ante un artículo de opinión escrito por Arturo Pérez Reverte titulado “Leer con luz de luna”. Podríamos decir que el tema del texto es la defensa del libro de papel como único soporte posible para realizar una lectura de verdad, o, dicho de otro modo, la prevalencia de éste sobre el libro digital. Indirectamente, también es una alabanza de la lectura en sí misma, como una actividad que enriquece al ser humano de un modo incomparable.

Externamente, el texto consta de treinta y dos líneas distribuidas en tres párrafos, siendo el segundo de ellos el más extenso (aunque las barras nos indican que el texto ha sido recortado, por lo que esta estructura puede no corresponderse con la del texto original). En cuanto a la estructura interna, podríamos plantear una división en tres partes, haciéndolas coincidir con los tres párrafos:

  • En la primera parte del texto el autor plantea la cuestión sobre la que va a escribir (la oposición entre el libro digital y el de papel, un tema por el que, según él, le preguntan con frecuencia) y adelanta que para él lo ideal sería que se tratara de dos soportes complementarios y no opuestos.
  • En la segunda parte, el autor comienza hablando de las supuestas ventajas del libro electrónico, aunque lo hace con cierta guasa, para acabar concluyendo que la lectura de verdad solo es posible con un libro de papel, el único que nos permite concentrarnos en el acto de leer haciendo que nada pueda enturbiar nuestra relación íntima con la historia que tenemos entre manos. Por ello, concluye este párrafo decantándose claramente por el soporte tradicional.
  • En la última parte del texto, Arturo Pérez Reverte insiste en su tesis aportando más razones por las que prefiere el libro de papel y cierra su artículo añadiendo que no le preocupa que su predilección por los libros tradicionales le aleje en el futuro de los gustos de la mayoría.

La actitud del autor es claramente subjetiva a lo largo de todo el texto, pues expresa su propia opinión acerca del dilema que plantea (la oposición entre el libro de papel y el libro electrónico). Por ello, emplea continuamente la primera persona del singular responsabilizándose así de sus afirmaciones (“me preguntan”, “opino”, “veo”, “respondo”, “mi trabajo”, “me da igual”, “me la refanfinfla”, “yo escribo”…) y utiliza un léxico claramente subjetivo (“divertido”, “simpática gilipollez”, etc.). También muestra una actitud irónica cuando habla de las supuestas ventajas que tiene el libro electrónico: “Cuando lees, por ejemplo, «Tienen, por eso no lloran / de plomo las calaveras», puedes ilustrarlo con la foto de guardias civiles que hizo Robert Capa, escuchar a Estopa, ver cómo va el Barça-Osasuna y mandar un emilio a tu churri anunciando que le vas a sorber el tuétano…”.

La intención del autor es convencer a los lectores de la prevalencia del libro de papel sobre el libro electrónico y hacernos reflexionar sobre las ventajas que siguen teniendo los libros tradicionales, que se están viendo desplazados por los e-books. El autor considera que lo ideal sería que ambos se complementaran, pero tiene claro que la lectura de verdad se debe hacer con un libro de papel. Para resultar persuasivo Pérez Reverte se sirve de varios recursos, como el uso de la ironía (pretende crear cierta comicidad), de un vocabulario coloquial que le acerca a los lectores (“gilipollez”, “refanfinfla”, “emilio”, “churri”, “trajinar”, etc.) y de la segunda persona con la que se dirige a ellos de un modo más directo, implicándoles así en su argumentación: “Mientras lees…” o “Y déjenme añadir algo”.

Por lo dicho anteriormente, podemos afirmar que predominan en el texto tanto la función expresiva del lenguaje como la apelativa. Pero también ocupa un lugar importante la estética o poética, pues no debemos olvidar que el autor del texto es además un escritor literario y su estilo en ocasiones así lo demuestra. Por ejemplo, esta función se manifiesta claramente cuando Pérez Reverte habla de lo que la lectura significa para él, una parte del texto en la que emplea un tono poético y varios recursos estilísticos con los que consigue dotar a su discurso de una mayor originalidad y expresividad (paralelismos, enumeraciones, metáforas, hipérboles…): “Porque leer no tiene nada que ver con eso. Me refiero a leer de verdad, en comunión estrecha con algo que educa tu espíritu, que te hace mejor y consciente de ti mismo […] el verdadero lector es capaz de seguir haciéndolo a la luz de una vela, de un encendedor, o a la luz de la luna llena reflejada en la arena de un desierto.”

En cuanto a su tipología, podemos afirmar, atendiendo a su ámbito de uso, que se trata de un texto periodístico de opinión, perteneciente a un artículo de mayor extensión titulado “Leer con la luz de la luna”, que fue publicado en la revista “XlSemanal” en noviembre de 2010. Posee, por tanto, características de los textos periodísticos, como la actualidad del tema abordado y el uso de un nivel estándar de la lengua, combinadas con otras propias de los géneros de opinión que ya hemos comentado anteriormente: la subjetividad, la valoración, la libertad de estilo, la ironía, etc.

Con respecto al modo de elocución, nos encontramos ante un texto argumentativo, ya que el autor defiende una idea (la prevalencia del libro de papel sobre el electrónico) aportando argumentos de distinto tipo, con el fin de influir en los lectores.

Mi opinión acerca del tema planteado en este texto coincide en parte con la del autor, sobre todo porque yo tampoco entiendo esa obsesión por presentar las dos opciones como incompatibles en lugar de contemplarlas como complementarias. Supongo que se debe a esa tendencia española a polarizar y a obligarnos a elegir siempre entre dos, desde bien pequeños. ¿A quién quieres más, a mamá o a papá? ¿A quién votarás, al PP o al PSOE? ¿Qué eres, del Madrid o del Barça? Y ahora, ¿qué eliges, el libro de papel o el electrónico? Siempre blanco o negro, sin admitir matices. En fin…

Entrando en materia, creo que los libros digitales, también conocidos como ciberlibros o e-books, tienen en efecto sus ventajas. Aparte de las que menciona el autor en el texto (como la facilidad de portabilidad o la posibilidad de aumentar el tamaño de la letra) también cabría señalar otras, como el ahorro de tinta y de papel que supone su uso, o la posibilidad de enriquecimiento del texto a través de enlaces multimedia. Por otra parte, no es del todo cierto que en los libros digitales no se puedan hacer anotaciones en los márgenes, como afirma Pérez Reverte, pues de hecho muchos e-books ya permiten esa opción. Tampoco es probable que la batería te deje a medias, porque las nuevas tecnologías empleadas en los últimos modelos de libros digitales permiten que ésta dure incluso semanas. Y tampoco estoy del todo de acuerdo con que siempre que leamos en el formato digital nuestra atención tenga que “desparramarse”. Estoy segura de que hay lectores que cuando realmente están sumergidos en la lectura de una novela en un soporte electrónico no se dedican a abrir otras ventanitas ni para chatear ni para ver cómo va su equipo de fútbol, de igual forma que habrá otros que tengan entre las manos un libro de papel pero que estén cada dos por tres mirando su teléfono móvil.

En realidad, el mayor inconveniente que le encuentro a los libros digitales no afecta tanto a los lectores como a los propios escritores, pues una vez que sus obras están en la red es mucho más difícil llevar a cabo un control comercial sobre ellas, y resulta mucho más sencillo realizar copias no autorizadas de las mismas. La piratería que ha afectado al mundo de la música se extiende de este modo al de la literatura, y eso sí que podría resultar un problema tanto para los escritores como para los editores.

Aparte de esa cuestión, el debate me parece bastante trivial y creo que, como afirma el autor, son los lectores quienes tienen que elegir el soporte que más les guste, que además tampoco tiene por qué siempre el mismo. Pienso que lo importante es que se lea y que el canal empleado es algo secundario. Si los e-books han resultado lo suficientemente motivadores para que alguien que no lo hacía se haya animado a leer más, bienvenidos sean.  Porque, en eso sí que estoy totalmente de acuerdo con Pérez Reverte, leer nos ayuda a entendernos mejor, nos consuela de nuestros males y nos hace mejores de lo que somos. Así que os animo a que leáis, si es con la luz de la luna o con la de una pantalla es lo de menos, ¿no os parece?

Read Full Post »

En todos los exámenes que vais a hacer a lo largo de este curso (y también en la PAU) se os pedirá que realicéis una valoración personal sobre el tema que plantee el texto en torno al cual gire el examen (tanto si se trata de un texto periodístico, como si se trata de uno literario).

Creo que una buena manera de romper el hielo es comenzar a trabajar ese aspecto a partir de textos que versen sobre diversos temas de actualidad que os puedan interesar. Hoy os he llevado a clase el último que han puesto en Selectividad, “El feminismo paranoico”. Aquí os dejo también algunos otros textos periodísticos que vamos a trabajar durante este curso. El objetivo es que elijáis uno de ellos, lo leáis con detenimiento y escribáis una valoración personal sobre el mismo (os he puesto a la izquierda el asunto que abordan para orientar vuestra elección).

-          Política de recortes del Gobierno: “La tartera

-          Educación segregada por sexos: “Los chicos, con los chicos

-          El maltrato animal, el “Toro de la Vega”: “Barbarie

-          La subida de impuestos: “Tosco

-          Los incendios: “Fuego

-          La imagen que se tiene de España en el extranjero: “Cañas y tapas”, “Así nos ven

-          Sexismo: “El feminismo paranoico”, “Quiero

-          Nuevas tecnologías y relaciones personales: “No me quieras tanto

-          El futuro de los jóvenes en la actualidad: “Las ilusiones perdidas

Aunque más adelante os daré pautas para abordar la redacción de esta pregunta, de momento me limito a pediros que el texto que escribáis cumpla con los siguientes requisitos:

  • Debe constar de un mínimo de 20 líneas.
  • Debéis cuidar especialmente vuestra expresión y todos los aspectos relacionados con la ortografía (faltas, tildes, uso de mayúsculas, puntuación, etc.).
  • Debe dejar claro cuál es vuestra opinión personal respecto al tema que plantea al texto. Podéis estar de acuerdo con el autor (completa o parcialmente) o bien estar en desacuerdo, pero en cualquier caso tenéis que justificar lo que pensáis con madurez, aportando argumentos que respalden vuestra posición.
     

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 150 seguidores