Comentario poema M. Hernández

“Tengo estos huesos hechos a las penas…”

Localización

Este poema pertenece a Miguel Hernández, célebre poeta español (Orihuela, 1910-1942) cuya obra poética actúa como eslabón entre la Generación del 27, de la cual podría considerarse un “genial epígono” (como dijo Dámaso Alonso), y la poesía de posguerra. En concreto, este poema forma parte de El rayo que no cesa (1936), considerada la obra cumbre del poeta oriolano. En este libro, que pertenece al segundo ciclo de su trayectoria poética, el tema fundamental es la frustración del poeta ocasionada por el amor, el sufrimiento que como un rayo se clava incesantemente en su alma (de ahí el título del libro).

Tema

El poeta expresa en este poema la frustración que le aflige y compara su desasosiego con el ir y venir de las olas del mar. Parece ser que esta inestabilidad es habitual y que la acepta con cierta resignación, como si estuviera acostumbrado a vivir con pena y con continuos quebraderos de cabeza (“Tengo estos huesos…”). Asimismo, el poeta cree que la mujer a la que ama es la única persona a quien puede aferrarse, la única capaz de aliviar su sufrimiento, pero ni siquiera está seguro de que ella le corresponda, por lo que al final del poema vuelve a manifestar su tristeza con una estoica resignación.

Estructura externa (análisis de la métrica)

Este poema es, como la mayor parte de las composiciones que integran esta obra, un soneto. Consta, por tanto, de catorce versos endecasílabos distribuidos en cuatro estrofas: dos cuartetos y dos tercetos. La rima es consonante y sigue este esquema: ABBA ABBA CDE CDE. Miguel Hernández utiliza esta estrofa culta y clásica por excelencia para demostrar su maestría técnica y en esta obra se revela, en efecto, como un gran sonetista.

Estructura interna

Podríamos dividir el poema en dos partes atendiendo al modo en que se desarrolla su contenido:

  1. En la primera de ellas, que se correspondería con los dos cuartetos, el poeta describe su situación emocional sirviéndose de distintos recursos: compara su desasosiego con el vaivén de las olas del mar y su situación sin rumbo con un naufragio. Parece lógico además considerar que estas dos estrofas forman una sola parte pues el poeta ha querido encadenarlas repitiendo el mismo verso al final de la primera y al comienzo de la segunda.
  2. En la segunda parte, que estaría constituida por los dos tercetos, el poeta se dirige directamente a la mujer (para ello emplea la segunda persona), a quien considera la única capaz de poner remedio a sus males. Sin embargo, en el último terceto muestra su inseguridad acerca de que ella le corresponda, algo que también acepta con resignación.

Análisis estilístico

Los principales recursos estilísticos que emplea el poeta en este soneto son los siguientes:

  • Metáforas para expresar su sentimiento de desasosiego y frustración: “voy en este naufragio de vaivenes / por una noche oscura de sartenes…”. La oscuridad, la noche, e incluso las sartenes, que también son negras, simbolizan la negrura de un espíritu devastado por el sufrimiento.
  • Un símil que repite en dos ocasiones: “como el mar de la playa a las arenas”.
  • Paralelismo y anáfora en los versos 10 y 11: “si no es tu amor la tabla que procuro, / si no es tu voz el norte que pretendo…”.
  • Varias antítesis, que le sirven para expresar los altibajos emocionales que experimenta: “pena que vas, cavilación que vienes” (el verso tiene una estructura bimembre y la antítesis refuerza el paralelismo sintáctico existente entre sus dos partes), “entre pena y pena sonriendo”.

Conclusión

Este poema es característico del segundo ciclo poético de Miguel Hernández, tanto por su temática (la frustración amorosa) como por la perfección formal con que la expresa. En la siguiente etapa de su poesía, que desarrollará una vez estalle la Guerra Civil, el poeta abandonará el subjetivismo observable en este soneto y experimentará una evolución del “yo” al “nosotros” que le llevará a cultivar una poesía de tintes sociales, en la que abandonará la estética culta para acercarse más al pueblo.

2 Responses to “Comentario poema M. Hernández”


  1. 2 Marisol agosto 1, 2016 a las 6:24 pm

    Me podrían ayudar con una sinestesia de este poema por favor es urgente. Saludos y gracias!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: