Funciones del lenguaje en “La arroba”

La función principal del lenguaje en este texto es la expresiva, pues el autor, aunque hace referencia de una manera aparentemente objetiva a la historia de la arroba, en todo momento manifiesta sus opiniones con respecto a este símbolo. Muestra de ello son los numerosos adjetivos valorativos que encontramos a cada paso en el texto: “viaje alucinante”, “hermoso grafismo”, “nueva y rara vocal”, “machista o excluyente”, “fatigoso”, “grafismo polivalente”, etc. Además, queda claro que tiene una opinión favorable acerca del uso de la arroba al considerar que “ha enriquecido” y “ha ensanchado por sorpresa” nuestro alfabeto (lo expresa con dos verbos con connotaciones claramente positivas), pues a su juicio nuestro idioma tenía una “insuficiencia”. Por otra parte, en el segundo párrafo, el autor utiliza además la primera persona del singular, a través de la cual se hace presente en el texto, para apoyar su argumentación en una anécdota personal: “Recibo continuamente…”. Son indicios también de la presencia de la función expresiva los tiempos verbales utilizados, pues encontramos formas del subjuntivo (“eligiera”, “acabara convirtiéndose”) y también perífrasis modales con las que el autor matiza sus afirmaciones: “casi podemos afirmar…”.

También está presente en el texto la función apelativa del lenguaje, que se manifiesta en el uso continuado de la primera persona del plural con carácter inclusivo, con la cual el autor hace partícipes a los lectores de sus opiniones e incluso de sus deseos: “Esperamos ansiosos que la Academia se pronuncie […] pues no vemos el modo…”. Pero es que además el autor no duda en dirigirse directamente a ellos utilizando la segunda persona en el tratamiento de cortesía: “Coloque usted… y matará dos pájaros de un tiro”. Y, de una manera más informal, en el primer párrafo ya se había referido a ellos con una fórmula coloquial, también en segunda persona: “Mira por donde…”.

Importancia tiene también en este artículo la función metalingüística, pues el tema del texto es en realidad el uso de una nueva letra, por lo que atañe al propio lenguaje. Por ello, encontramos en el texto palabras del campo semántico de la lengua: “símbolo”, “jerga”, “grafismo”, “vocal”, “alfabeto”, “lenguaje” (“hablado” y “escrito”), “escritura”, “el masculino y el femenino”, “la Academia”, etc. También encontramos en varias ocasiones las comillas, que son frecuentes en los textos en los que aparecen palabras mencionadas, en lugar de usadas, y en que se hace referencia a letras (es al mismo tiempo una “a” y una “o”).

Por último, podríamos señalar que hay también cierta presencia de la función estética del lenguaje, pues Juan José Millás, que además de periodista es un escritor literario, se sirve de algunos recursos retóricos para dotar de mayor expresividad y creatividad a su artículo. Ejemplo de ello es el ilustrativo símil que utiliza en el primer párrafo, cuando dice que la arroba está a medio camino entre la escritura y el dibujo “como la estrella de mar (que parece un logotipo) vive en la línea que divide el mundo vegetal del animal”. O cuando se refiere a la historia de dicho símbolo como “un viaje alucinante a través de los siglos”. Las otras expresiones peculiares que utiliza en el texto, metafóricas o hiperbólicas, son más bien propias del lenguaje coloquial, y le sirven al autor para resultar más cercano a sus lectores y ganarse más fácilmente su adhesión: “Cualquier diseñador daría el brazo izquierdo…”, “matará dos pájaros de un tiro”.

Podemos encontrar también algún indicio de la función representativa del lenguaje, aunque, como comentamos al principio, es difícil encontrar algún enunciado completo en que el autor no deje entrever su opinión a través de alguna palabra de carácter connotativo. Sin embargo, podemos entresacar del texto algunas informaciones objetivas: “La arroba es una unidad de medida, cuyo símbolo (@) se ha instalado en la jerga informática…”, “originalmente representaba un ánfora…”, “parece que procede del siglo XVI…”.

0 Responses to “Funciones del lenguaje en “La arroba””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: