Modelo de comentario: “Otro viaje”

(Es conveniente que leáis con detenimiento el poema antes que el comentario)

Localización

Este poema pertenece a Antonio Machado (1875-1939), escritor sevillano, tradicionalmente adscrito –aunque con reservas- a la controvertida Generación del 98 y, sin lugar a dudas, uno de los más importantes e influyentes poetas del siglo XX.

En concreto, esta composición pertenece a la fase final de Campos de Castilla, publicada en 1917, que Machado compone cuando, una vez muerta Leonor, abandona Soria para regresar a Andalucía (por ello, se conoce como la “Etapa Baeza”).

Tema

El tema de este poema es la soledad que siente Machado tras la pérdida de Leonor. Un viaje en tren por tierras de Jaén le hace evocar irremediablemente “otro viaje” (de ahí el título de la composición) que hizo en el pasado recorriendo Castilla en compañía de su difunta esposa. A través de la evocación de las tierras castellanas, reflejo de su felicidad pasada, el poeta nos transmite eficazmente el profundo dolor que siente y la añoranza por un tiempo que ya nunca volverá.

Estructura externa (análisis de la métrica)

El poema consta de 53 versos de arte menor que no están divididos en estrofas ni siguen un esquema métrico fijo, aunque sí que están enlazados por una rima consonante.

La mayor parte de los versos son octosílabos, pero también los hay de cuatro sílabas (tetrasílabos). La inserción de estos versos más cortos, así como la abundancia de enumeraciones y de encabalgamientos, a veces abruptos (versos 2, 24 o 52), confieren al poema un ritmo entrecortado a través del cual el poeta pretende imitar el traqueteo del tren.

Estructura interna

El poema podría dividirse en cuatro partes. En la primera, que abarcaría del verso 1 al 24, nos describe el poeta el paisaje que contempla en el momento presente: los campos de Jaén que avista desde el tren en un amanecer de primavera. En la segunda parte (versos 25-32) también predomina la descripción, pero en este caso se centra en el interior del tren: en los compañeros de viaje que comparten con él el vagón de tercera y en su exiguo equipaje: “un viaje saco de cuero” . En la tercera parte (versos 33-42) comienza ya la evocación dolorosa de ese otro viaje “en compañía” que realizó años atrás por las tierras castellanas. Y la última parte, que abarcaría desde el verso 43 hasta el final del poema, describe el estado de ánimo presente del poeta y el sentimiento que le han provocado esos recuerdos, un sentimiento que él mismo sintetiza en dos palabras: “Soledad / sequedad” (versos 48-49).

Aunque en este poema alternen, como acabamos de ver, elementos descriptivos y narrativos, el texto sigue siendo indudablemente lírico, pues unos y otros están siempre al servicio de la expresión de las emociones del poeta.

Análisis estilístico

Entre los recursos literarios presentes en este poema cabe destacar los siguientes:

  • Las personificaciones, como la del tren, que tan pronto corre “devorando matorrales” como “camina” o “silba”, o las de algunos elementos del paisaje: “el campo vuela”, “la niebla huye por los barrancos”, etc.
  • Las metáforas: los colores “oro y grana” (verso 16) aluden al amanecer, la “mano fría” del verso 41 es una referencia explícita al dolor que siente por la muerte de su esposa, el “ejército de vagones” (verso 45) también remite metafóricamente al tren, etc.
  • La metonimia “maletas y corazones” (verso 47), a través de la cual se refiere a los viajeros, es decir, a los portadores de las mismas.
  • Las paradojas con las que expresa su inquietud (“insomne sueño) y su profunda soledad (“ya ni siquiera estoy / conmigo”).
  • Las numerosas exclamaciones retóricas, que lo mismo le sirven para expresar su inquietud (¡Este insomne sueño mío!) que para exaltar el paisaje castellano (¡pinos del amanecer / entre Almazán y Quintana!) o bien para contraponer su felicidad pasada con el dolor actual (“¡Y alegría / de un viajar en compañía! / ¡Y la unión que ha roto la muerte un día!”).

Conclusión

Podemos cerrar este comentario diciendo que en este poema encontramos rasgos propios de la literatura española de comienzos del siglo XX y que caracterizan la poesía de Machado posterior a los inicios modernistas de Soledades: la libertad en la expresión formal, la presentación directa de las emociones del poeta, la preocupación personal por la vida y un cierto tono reflexivo e intelectual, fácilmente observable sobre todo en los últimos versos. Por otra parte, pese a no ser uno de los poemas más conocidos de Machado, se conjugan en él las constantes más llamativas de su obra: la evocación del paisaje castellano, en el que proyecta estado de ánimo; el dolor existencial y la soledad, provocados en este caso por la muerte de Leonor; y la reflexión de sesgo filosófico.

0 Responses to “Modelo de comentario: “Otro viaje””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: